Derivados de la madera

Todo sobre
Lee el siguiente informe y conoce las mejores alternativas funcionales a la madera tradicional.

Debido al elevado coste de la madera, así como también a los problemas que ésta puede acarrear ante cambios de humedad y temperatura, la industria ha puesto a vuestro alcance excelentes alternativas. Las mismas están siendo utilizadas en la fabricación de puertas y muebles. Entre sus mejores características destacan su buen precio y un acabado de un gran nivel estético.

Estos productos suelen obtenerse de: serrines, virutas, ramas y cortezas. En su presentación comercial predominan en forma de paneles. Los derivados más comunes, y que explicaremos a continuación son: los contrachapados, aglomerados y tableros de fibra.

- Contrachapados: Es un gran material que ofrece tano ligereza como resistencia. Además brinda una buena conducta frente a los cambios continuos de humedad. Una placa de contrachapado se compone de varias capas de madera y siempre en un número impar. Las mismas están encoladas con un proceso de rotación de 90 grados, que sirve para anular los típicos movimientos ante las diferentes condiciones ambientales. Las maderas más utilizadas para su fabricación son: pino, haya y álamo. Son destinados tanto a interiores como exteriores y muy utilizados en la fabricación de muebles debido a que son muy resistentes al encolado y a las fijaciones.

- Aglomerado: Es el material más utilizado en la carpintería moderna. Su fabricación se realiza con: virutas, ramas, serrines, etc. Los mismos se mezclan, encolan y prensan en paneles de diferentes tamaños. El aglomerado es una excelente forma de reciclar: aprovecha al máximo los residuos de la madera. Entre todas sus utilizaciones destacan: parquets, tarimas flotantes, tableros de toda clase y muebles no tan complejos. No se recomienda su uso en exteriores.

- Tablero de fibra: Son tableros elaborados con fibras de madera encoladas y prensadas en procesos mucho más exigentes que el aglomerado. Existen 2 variedades: paneles HDF (de alta densidad), y los paneles MDF (de densidad media). Ambos cuentan con una gran firmeza y calidad. Destacan por poder pintarse y lacarse ofreciendo resultados similares a la madera original. Los paneles más duros sirven para realizar revestimientos, en cambio, los de densidad media, tienen un uso más versátil: pueden encontrarse en todo tipo de trabajos de carpintería. Éstos últimos tampoco son recomendables para trabajos de exterior.

Mas noticias sobre: Carpintería

Recomendar:

 

Damián
Febrero 24, 2010
Valora esta nota
COMENTARIOS