Tratamiento anti termitas

Suponemos que cuidas lo mejor que puedes tu vivienda. La cierras debidamente, pones sistemas de alarma y tal vez contrates personal de seguridad pero..., ¿has pensado en otro tipo de intrusos? ¡¡Las termitas!!

Lo primero que tendrías que saber es que tipo de termita es la que ha invadido tu casa. La verdaderamente peligrosa es el Reticulitermes lucigugus Rossi, o termes subterránea. Su peligrosidad reside en que el nido está fuera del edificio y aunque se sanee y proteja la madera siempre puede volver a atacar.

Las fases para su tratamiento son las siguientes:

- RECONOCIMIENTOS PREVIOS. En el terreno, hay que intentar delimitar los focos de estos insectos, así como las fuentes de humedad necesaria para su supervivencia. En la madera hay que hacer un estudio de cual hay que sustituir por falta de resistencia y cual se puede tratar. Por último, hay que verificar el estado de todas las conducciones de agua.

- DESINFECCIÓN DEL TERRENO. A 15 cm de los cimientos, muros de carga, pilares, etc, tanto por el exterior como por el interior deben practicarse orificios cada 25 - 50 cm de profundidad igual a la de los cimientos e introducir por ellos insecticida en cantidad de 5 litros por metro lineal de muro y 25 cm de profundidad de cimiento. Los agujeros deben taparse después de introducir el insecticida. En zonas próximas a la edificación que puedan tener termes, se hace un tratamiento similar pero con mayor separación entre orificios. Hay que proteger las plantas si las hubiera, para que no mueran.

- DESINFECCIÓN DE LOS MUROS DE CIMENTACIÓN. Con espesores de muro inferiores a 40 cm, se hace el tratamiento solo por una cara. Si fuese más grueso se haría a doble cara. El tratamiento consiste en practicar taladros inclinados hacia el suelo a una altura de 40 cm y separación entre ellos de 30 cm formando una línea paralela al suelo. Los taladros deben llegar hasta 2/3 del grueso del muro. Por estos orificios se inyecta insecticida hasta que desborde utilizando un inyector provisto de válvula anti-retorno. También deben desinfectarse los tabiques interiores de la planta baja.

- El TRATAMIENTO DE LA MADERA: El tratamiento de la madera requiere que el producto protector penetre en el interior de la misma con tal de eliminar las termitas que se hallen en ella e inmunizar a la madera del peligro de nuevos ataques de insectos xilófagos.

El tratamiento por inyección de insecticidas-fungicidas, debe realizarse en la totalidad de marcos de puertas y ventanas y en los apoyos y longitud de las vigas. De este modo se procede a la perforación de la madera cada 25-35 cm con brocas de 9,5 o 6,5 mm de diámetro en función del elemento a proteger.

La profundidad de la perforación es de 2/3 de la sección del elemento a tratar. En dichas perforaciones se realiza la colocación de válvulas antiretorno que permiten la inyección del producto y su repartición homogénea. Generalmente, la inyección en la madera consiste en introducir un producto que consta de un insecticida (para el control de las termitas y otros insectos xilófagos) y de un fungicida (para controlar los hongos xilófagos) el vehiculante acostumbra a ser un disolvente. Una serie de resinas permiten su fijación en la madera.

Actualmente existen nuevos productos en el mercado donde el producto es en base agua sin disolventes. Sea cómo sea, la correcta ejecución de las perforaciones, la inyección del producto y la aplicación en general, es aún más vital que la elección de un buen producto.

La inyección del producto se lleva a cabo a baja presión con la finalidad de evitar posibles rompimientos de la madera, pero asegurando su penetrabilidad en las secciones ocultas. De forma que el producto se reparta por los capilares de la madera y los posibles huecos, galerías de los insectos xilófagos.

Como ves, el tratamiento completo es complicado, y es recomendable que lo haga un profesional, pues aparte de su laboriosidad y necesidad de algunas herramientas especiales, se están manejando productos muy tóxicos.

Mas noticias sobre: Carpintería

Recomendar:

 

J.Guerrero
Noviembre 17, 2009
Valora esta nota
COMENTARIOS