¿Cómo evitar que la puerta roce?

 
Para no estropear el suelo con la rozadura de la puerta o evitar los ruidos molestos te explicamos como hacer para que la puerta no roce.

En primer lugar, deberemos saber con exactitud que parte de la puerta es la que roza.

Para ello marca los bordes de la puerta con una tiza y ciérrala y ábrela varias veces.

En el sitio donde la tiza haya desaparecido es donde deberás lijar la puerta para que no roce más. Utiliza una lijadora, o si te va a resultar más sencillo también lo puedes hacer con papel de lija.

Listo, los ruidos y las rozaduras ya no te molestarán más!

Imagen Bosch.

Mas noticias sobre: Carpintería

Recomendar:

 

Pablo
Septiembre 24, 2009
Valora esta nota
COMENTARIOS